Physiovolution Wellness Center

Todos tememos a que nos pase, pero no sabemos que es. Conocemos gente que fue diagnosticada con este problema, y los vemos sufrir de dolor hasta el punto en el que algunos tuvieron que operarse. 

Existen dos palabras muy parecidas por lo cual es muy fácil confundirse… Artritis y Artrosis. 

La Artritis es la inflamación de la membrana sinovial que se encuentra dentro de las articulaciones. Pero ya hablaremos de la artritis en otra ocasión 

La artrosis es el desgaste de cartílago de las articulaciones. Esto quiere decir que el dolor es producido por el rose de hueso con hueso, y por eso es que aumenta con el movimiento. A pesar de que el desgaste de cartílago es normal con la edad, no es normal su desgaste excesivo, por lo que debemos saber cuidar nuestras articulaciones desde temprana edad para prevenirlo. 

La primera forma de cuidar tus articulaciones, es cuidar tu peso corporal. ¡SI! La obesidad y el sobre peso es una de las causas principales de la artrosis. Estudios indican que hasta el 50% de los síntomas y el dolor, mejoran cuando hay una reducción del 10% del peso corporal. Una buena alimentación y tomar suficiente agua, es esencial para mantener sanas e hidratadas las articulaciones y el resto de tu cuerpo. 

Otra causa de la artrosis, es el trabajo repetitivo excesivo. Por ejemplo, el dolor de muñecas y de los dedos puede ser causado por el uso excesivo de la computadora y el celular, que por el movimiento, el cartílago se va desgastando. Así también pasa con los corredores y sus rodillas que no tienen un plan adecuado de entrenamiento o la técnica adecuada o hasta el calzado adecuado para esa actividad. 

Una de las formas más fáciles de prevenir la artrosis, es un trabajo de fuerza muscular con cargas de peso. Cuando es la primera vez que lo haces, debes empezar con poco peso, y progresivamente, ir aumentándolo conforme tus músculos puedan soportar más. Siempre es necesario dar descansos entre repeticiones y ejercicios y días de entrenamiento. No olvides calentar por lo menos 15 minutos antes del entrenamiento y estirar por lo menos 15 minutos después del ejercicio 

La fisioterapia es un tratamiento conservador para esta enfermedad, donde el fisioterapeuta ayuda a que los rangos de movimiento y los espacios articulares mejoren. En ocasiones, cuando la artrosis está muy avanzada, es necesario el reemplazo articular con una prótesis. Por eso, acude con tu fisioterapeuta para hacerte una revisión general de tus articulaciones y tu postura, de esa forma podrás prevenir de mejor manera esta enfermedad tan dolorosa. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
Abrir chat
1
Contáctanos
Hola🙌🏼 ¿Cómo podemos apoyarte?